Efectos secundarios de la Estimulación Transcraneal por Corriente Directa (tDCS)

20/06/2023

COMPARTE VÍA

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Un Análisis Comprensivo

La Estimulación Transcraneal por Corriente Directa (tDCS) es una técnica de neuromodulación no invasiva que ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de varias patologías relacionadas con el sistema nervioso, ya sean neurológicas, psiquiátricas o del dolor, así como sintomatología relacionada con otras patologías. La tDCS, como técnica de neuromodulación, utiliza corrientes eléctricas débiles para modular la actividad cerebral y potenciar la activación neuronal, de forma que mejora las funciones cognitivas y rehabilitación motora.

Una técnica diferente de la terapia electroconvulsiva

Antes de sumergirnos en el tema de los riesgos de la tDCS, es importante aclarar un punto frecuente de confusión. A menudo, la gente tiende a confundir la tDCS con la terapia de electrochoque o electroconvulsiva (TEC), pero son dos procedimientos muy diferentes. Aunque ambas implican la aplicación de electricidad al cerebro, las similitudes prácticamente terminan ahí.

La tDCS utiliza una corriente eléctrica constante, de baja intensidad, aplicada a áreas específicas del cerebro para modificar la actividad neuronal. Por otro lado, la TEC utiliza una corriente eléctrica mucho más fuerte para inducir una convulsión controlada y se usa generalmente para tratar condiciones psiquiátricas severas cuando el paciente no responde a ningún otro tratamiento. En resumen, mientras la tDCS es una técnica de neuromodulación suave, la terapia electroconvulsiva es un tratamiento psiquiátrico más agresivo, asociado a riesgos y efectos secundarios muy diferentes.

¿Cómo Funciona la tDCS?

La tDCS actúa a través de la aplicación de una corriente galvánica de baja intensidad a través de electrodos colocados en el cuero cabelludo. Esta terapia polariza las neuronas, facilitando o dificultando su activación (dependiento del efecto que busque el profesional) y se basa en la neuroplasticidad para obtener efectos duraderos en el cerebro. Su mecanismo de acción es simple pero eficaz, logrando una modulación de la excitabilidad neuronal y promoviendo la reorganización de las conexiones neuronales.

Beneficios de la tDCS

La tDCS se ha utilizado con éxito en el tratamiento de diversas patologías como la depresión, ansiedad, esquizofrenia, adicciones y dolor. También ha demostrado ser útil en la mejora de funciones cognitivas y en procesos de rehabilitación motora. Asimismo, la tDCS ha mostrado muchas ventajas en términos de costo, aplicabilidad, seguridad y eficacia.

Efectos Secundarios de la tDCS

Si bien la tDCS es generalmente segura y bien tolerada, existen algunos efectos secundarios leves y transitorios que pueden surgir, como hormigueo, cefalea, sensación de quemazón o picor. En general, estos son temporales y desaparecen una vez finalizada la sesión de estimulación. Sin embargo existen ciertas contraindicaciones, ya sea por situaciones específicas o bien por falta de suficientes estudios que garanticen su seguridad absoluta.

Contraindicaciones por razones físicas o médicas

Pacientes con implantes electrónicos

Las personas con dispositivos electrónicos implantados, como marcapasos, desfibriladores o estimuladores cerebrales, deben evitar la tDCS. La corriente eléctrica generada por la tDCS puede interferir con el funcionamiento de estos dispositivos y puede causar daño o interferir con el funcionamiento de estos dispositivos. Esta situación se suele dar en diversa maquinaria médica que aplica pulsos electromagnéticos o corriente directa para el diagnóstico o tratamiento.

Metales intracraneales implantados

Siguiendo la misma línea del caso anterior, aquellas personas con metales intracraneales implantados deben evitar la tDCS. La corriente eléctrica puede interactuar con estos metales, lo que podría causar calentamiento, daño al tejido circundante, o incluso quemaduras.

Piel dañada o cicatrices recientes

Si el cuero cabelludo tiene alguna herida, quemadura, o cicatriz reciente, se recomienda evitar la tDCS hasta que la zona esté completamente curada. La corriente eléctrica podría empeorar la condición de la piel y retrasar el proceso de curación.

Contraindicaciones por falta de estudios

Por contraposición a las razones médicas que pueden afectar el funcionamiento de la tDCS, existen un número de aplicaciones que no cuentan con suficiente evidencia científica, ya que el realizar estudios con estos grupos demográficos entrañan un cuidado especial. Por lo tanto, no se debe a que exista una contraindicación, sino que debido a la meticulosidad con la que se estudian estos grupos, se tardará más tiempo en contar con la suficiente evidencia científica que avale su uso.

Niños menores de 14 años

No se ha estudiado suficientemente la seguridad y eficacia de la tDCS en niños menores de 14 años, por lo que su uso en este grupo de edad debe ser objeto de más investigación. Esta población se estudia con más cuidado, ya que su cerebro aún está en desarrollo, por lo que aún se desconoce claramente sus posibles efectos a largo plazo.

Mujeres embarazadas

Por último, las mujeres embarazadas también deben evitar la tDCS. Aunque no hay evidencia directa de que la tDCS pueda dañar al feto, la falta de investigación en este área hace que los profesionales sanitarios actualmente prefieran evitar su uso.

Conclusión

Aunque la tDCS es una herramienta prometedora con un amplio rango de aplicaciones, es importante recordar que no es adecuada para todos. Al igual que cualquier otra terapia, es necesario consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento, y asegurarse de notificar sobre cualquier condición médica preexistente que pueda afectar su idoneidad para la tDCS.

Si quieres conocer más sobre posibles contraindicaciones y sus efectos secundarios frente a otros tratamientos puedes ver este apartado en la ponencia de Paco Mira sobre el uso de la tDCS en dolor.


Nuestros productos de Estimulación Transcraneal por Corriente Directa:


FUENTES

  • Grycuk, L., Gordon, G., Gaughran, F. et al. Effects of Transcranial Direct Current Stimulation (tDCS) and Approach Bias Modification (ABM) training on food cravings in people taking antipsychotic medication. Trials 21, 245 (2020). https://doi.org/10.1186/s13063-020-4112-y
  • Matsumoto, H., & Ugawa, Y. (2017). Adverse events of tDCS and tACS: A review. En Clinical Neurophysiology Practice (Vol. 2, pp. 19-25). Elsevier BV. https://doi.org/10.1016/j.cnp.2016.12.003
  • Russo, C., Souza Carneiro, M. I., Bolognini, N., & Fregni, F. (2017). Safety Review of Transcranial Direct Current Stimulation in Stroke. En Neuromodulation: Technology at the Neural Interface (Vol. 20, Issue 3, pp. 215-222). Elsevier BV. https://doi.org/10.1111/ner.12574

COMPARTE VÍA

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

POST RELACIONADOS

Anterior
Siguiente

IDIOMA